La liga en el grupo Tercero de Preferente no podía tener un mejor estreno. Vuelve el clásico Dénia-Jávea, un choque que se jugará mañana a las 18 horas en el campo Diego Mena.

En el Dénia hay lógica preocupación al ser un debut en casa. Esto siempre carga de una mayor presión a los jugadores y más si se trata de un partido como es este, un derbi comarcal.

La pretemporada que ha realizado el conjunto que dirige Jesús Moratal ha dejado dudas respecto al juego del equipo. Se le nota que es un bloque totalmente nuevo, con ideas nuevas por parte de un entrenador que también es debutante. Poner la maquinaría a punto requiere un tiempo prudencial.

Las lesiones también han influido bastante en el comportamiento general. Algunos jugadores que deben marcar las diferencias no han tenido mucha continuidad. Son los casos de Pepe Gómez y Javi García, que se han perdido muchas sesiones y partidos por problemas físicos hace que el Dénia no llegue en su momento más optimo a este enfrentamiento.

La falta de materializar las ocasiones que se han creado es uno de los principales problemas que ha mostrado el Dénia en la pretemporada. Otro fue la falta de un líder en la parcela central que sea capaz de tomar las riendas del equipo cuando la cosa se pone complicada. La opción es adelantar a Gervasio a la línea de creación, cosa que ha tenido que hacer Moratal en más de una ocasión, aunque no le guste al técnico esa opción.

Nada que perder en el Jávea

El equipo que entrena José Luis Bisquert llegará a Dénia sin nada que perder. La presión es para su rival, al jugar como equipo local. Los rojiblancos parten con cierta ventaja en este enfrentamiento, y es que conocen muy bien la categoría. Las claves son asegurar bien en defensa, no cometer errores y saber esperar la oportunidad que siempre se te da en los partidos para marcar en la portería contraria.

Bisquet dispone de un bloque hecho, con las únicas incorporaciones de Sergio Mesa y del exdianense Dani García, jugadores ambos que estarán especialmente motivados para este encuentro.

Fuente: Las Provincias