El conjunto de Jesús Moratal ha ganado todos los partidos de la temporada y comparte el liderato de la clasificación con el Alginet

El conjunto groguet cuajó un partido espectacular en Canals. El Cuatre Camins es uno de los feudos más complicados para arrancar puntos, dadas sus dimensiones y la presión de la grada. El Dénia hizo un partido magnificó, desde el principio y hasta el final.
Supo adaptarse a las dimensiones del campo y, sobre todo, dejó claro qué equipo quería mandar sobre el otro. Desde el pitido inicial, los jugadores dianenses no especularon, fueron a ganar el partido. Tomaron las riendas del juego y pronto comenzaron a crear ocasiones de peligro sobre el marco defendido por Javi.
La primera gran oportunidad dianense la tuvo Armando, pero no acertó en su remate. La segunda fue para Ferrán, que se quedó solo ante el portero del Canalense pero no logró batirle. Tanto fue el cántaro a la fuente que se rompió. Javi García envió un balón en vaselina sobre la salida de Javi, marcando el primer gol de la tarde. Un tanto que no hizo que el ánimo del Dénia se bajase, todo lo contrario.
Verse por delante en el marcador dio mucha confianza al conjunto de la Marina Alta. Los hombres de Jesés Moratal se mostraron muy cómodos sobre el terreno de juego, y solo la falta de acierto en el remate impidió que se marchasen al descanso con un marcador más amplio.
En la segunda mitad, el juego siguió dominado por los dianenses, que pronto encontraron recompensa a su dominio. Al cuarto de hora, fue Michael quien aprovechó un buen servicio de Ferrán para colocar el 0 a 2 en el marcador.
Este tanto parecía indicar que el partido estaba cerrado. Pero no fue así, ya que tres minutos más tarde unas manos del portero dianense Maxi fuera del área permitieron un golpe franco para el equipo local. La ejecución de Toni Barberá fue perfecta y las distancias se acortaron con el 1 a 2.
El Dénia, pese a no contar en este partido con la experiencia de Gervasio, supo mantener el ritmo que más le interesaba. El Canalense buscó el empate pero se encontró con el tercer gol dianense. Llegó en el minuto 87 en un balón en el que el portero valenciano no estuvo acertado y Javi García supo aprovechar el regalito para marcar.
Los locales aún tuvieron un arranque de furia y sobre el tiempo reglamentario marcaron su segundo tanto, obra de Rafa Vila. Al final ganó el mejor equipo que estuvo sobre el terreno de juego, y ese fue el Dénia.
Los dianenses, después de cuatro jornadas, comparten liderato con el Alginet, otro equipo que al igual que ellos ha ganado los cuatro partidos que ha disputado. El domingo el Dénia viaja hasta el Guillermo Olagüe para medirse a las 18 horas al Playas Gandia, otro equipo que está en los puestos altos. Uno de los alicientes del encuentro es que Moratal se enfrentará a los que hace una temporada fueron sus jugadores.

Fuente: Las Provincias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*