Cuando el Dénia no rinde al cien por cien acaba pagándolo caro. Así volvió a ser frente a un renovado y disciplinado Playas de Gandía en una primera parte en la que seguramente el equipo de Moratal salió pensando en la derrota anterior en casa donde volvía a jugar de nuevo. Un temeroso Dénia anduvo al ralentí y cuando lo intentaba allí estaba Pomar para frenarle. No existió primera parte ni de unos ni de otros. En la segunda aún no se había sentado en escaso público asistente cuando marcó el Playas. Y llegó al cuarto de hora el gol de Ferrán y el Dénia fue a por el partido hasta el minuto clave, la media hora, cuando todo un especialista como Gervasio erró un claro penalti. De lo que pudo ser el 2 a 1 y también de penalti se pasó al 1 a 2 y aún hubo un tercero de los gandienses al límite de tiempo.

Fuente: Radio Dénia