Los groguets empatan ante el Alcoyano después de adelantarse en el marcador y no lograr transformar un penalti.

Los dianenses se han complicado la promoción de ascenso al empatar a uno ante el Alcoyano B. El partido se puso de cara del Dénia ya que en el minuto 8 se adelantó en el marcador con un gol de Michael. Las cosas todavía mejoraron más, ya que tres minutos más tarde el portero alcoyano, Javi, derribo a Faye dentro del área. El árbitro señaló penalti y expulsión del cancerbero. El propio Faye lanzó la pena máxima, pero Jero detuvo el disparo.
Pese al golpe moral que supuso este error, el conjunto de Jesús Moratal siguió insistiendo y tuvo varias ocasiones claras de gol que no acertó a marcar. El dominio del juego fue total de los dianenses durante la primera mitad.
En la segunda parte, de nuevo, las ocasiones del Dénia fueron claras, pero la falta de acierto hizo que no las materializase. Los nervios se fueron apoderando de los groguets y poco a poco fueron dando vida a los locales.
Maxi tuvo que emplearse a fondo en una buena ocasión que creó Raimón. El palo moral llegó en el minuto 84, cuando José Antonio lanzó una falta que acabó en el fondo de las mallas del Dénia. Fue el empate a uno ante la desesperación de la expedición dianense, que no se creía lo ocurrido.
En el minuto 90, Ferrán tuvo otra ocasión, aunque su remate se fue fuera ante la incredulidad de todos. Al final, reparto de puntos y caras de disgusto entre los jugadores, cuerpo técnico y directivos.
Por si esto fuese poco, los resultados de sus rivales más directos, con victoria del Massanassa ante el Castellonense (0-1) y del Benigànim ante el Tavernes (2-1), han dejado al Dénia fuera de los puestos de promoción de ascenso, a falta de solo tres jornadas para la finalización del campeonato.
Al conjunto de la Marina Alta le restan por jugar dos partidos en casa, ante Sueca y UD. Alginet, y visitar el campo del Benigànim, rival directo en la lucha por situarse en la promoción de ascenso.
En las dos últimas jornadas disputadas el equipo de Jesús Moratal solo ha sumado dos puntos de los seis que se han jugado. Esto ha complicado mucho un camino que parecía totalmente allanado hace apenas unas semanas.
El equipo ya no puede fallar y ahora está obligado a sumar los primeros seis puntos que se podrán en juego. Es una situación crítica y complicada para todos, pero es momento de que todos estén más unidos que nunca.

Fuente: Las Provincias