Partido clásico de un derby Dénia – Jávea que tuvo de todo. Juego poco, mayor dominio de los dianenses, sobre todo cuando el Jávea jugó con inferioridad por una expulsión con tarjeta roja directa. Partido bronco con un montón de tarjetas, faltas y algo más que roces nacido en el pique entre jugadores. Hasta dos penaltis uno por equipo ambos transformados. Marcó apenas a los seis minutos el equipo visitante tras señalar el punto de penalti el colegiado, en los dos que hubieron vistos por el juez de línea. La clave de esos goles que llegan antes del descanso cayó del lado amarillo con gol de Poveda. Era el minuto 45. A la salida del descanso el juego fue dominado por el Dénia con un hombre más y muchas

Polsa sobre l’enllaç per a llegir la resta de la crònica