Un Dénia que a pesar de jugar gran parte del partido frente al Canals con superioridad numérica, supo vencer viejos miedos a no encontrar el camino del gol. Aunque los goles llegaron en la segunda parte con los visitantes con 10 hombres, los dianenses salieron esta vez con una disposición distinta lejos de los partidos que suele jugar en casa donde se le resiste el gol. Con paciencia y con cabeza y nada de pelotazos largos, tocó mejor que el rival esperando su oportunidad. Media hora sin ningún disparo a puerta por ambos aunque Faye avisó consiguiendo un gol anulado finalmente por dudoso fuera de juego. Maikel abrió la lata a los 9 minutos de la segunda mitad. No llegaron más goles aunque hubo ocasiones ya que el Canals sorprendió jugando adelantado y buscando el empate. Se suicidó. Faye sentenció a los 73 minutos y en otra contra él mismo cerró la cuenta en el descuento. Justo vencedor, el Dénia sigue líder y comienza a abrirse distancia entre el primer grupo y el resto de equipos.

Fuente: Radio Dénia