La séptima jornada de liga nos dejó la gran noticia de que el Dénia se reencuentra con la victoria al ganar en su campo a un firme Muro por 1 a 0. Fue un partido muy igualado que se decidió gracias al penalty transformado por Panucci en el minuto 75.

En la primera parte, ambos equipos intentaron hacerse con el control de la pelota pero no lo consiguieron. El Muro fue contundente en todas sus acciones y esto provocó que hubiesen muchas falta, lo que impidió que hubiese ritmo de juego.

Ninguno de los dos equipos llegó con peligro al área rival y esto provocó que se llegase al descanso con el marcador inicial.

En la segunda mitad, expuso más el equipo de Pedro Perles, que introdujo en el campo a jugadores de corte ofensivo buscando romper la férrea defensa del Muro. Fue en una bonita jugada en la que el Dénia trianguló bien la pelota, entrando el lateral, Santi Palacios dentro del área. Allí su marcador le derribó claramente y el colegiado señaló la pena máxima.

El gol permitió que el Dénia serenase su juego ante un rival que siguió realizando entradas con mucha fuerza. En una jugada en el centro del campo, el árbitro mostró roja al dianense La Peña. Restaban 10 minutos para el final y parecía que el Muro se volcaría sobre el área local. Pero cuatro minutos más tarde, una dura entrada de Gabi sobre Palacios fue sancionada con roja directa por lo que las fuerzas se volvieron a nivelar.

En tiempo de prolongación, el portero del Muro en una salida aérea cayó mal y se dislocó el hombro. Esto obligó a parar el juego alrededor de 20 minutos hasta que fue trasladado por una ambulancia a un centro médico.

Cuando se reanudó el juego durante cinco minutos más, nada ocurrió y el Dénia sumó tres puntos que le hacen colocarse en la tercera plaza de la clasificación.

Crònica de Javier Zamora