Los dianenses, que han tenido una semana muy movida con la salida y entrada de jugadores, necesitan recobrar las buenas sensaciones.

El Club Deportivo Dénia quiere reencontrarse con el triunfo en casa del Boca Catarroja. El choque se disputará a las 17 horas en el campo Mundial 82 y lo dirigirá el colegiado Sánchez Bonache.
Desde que comenzase la andadura dianense en Preferente ninguna semana había sido tan movida como esta. Al inicio de la misma se comunicaron las bajas de Pepe Gómez y Javi García. Días después se confirmó el fichaje de Paco Rueda y el jueves se incorporaron a los entrenamientos dos jugadores más, Manu Utrilla y Ricky.
Todo esto aconteció en vísperas de un partido vital para los dianenses como es el que jugarán ante el Boca Catarroja. La plantilla sabe lo que se juega en este choque.
No es que sea una final, ni mucho menos, pero el objetivo es cambiar la dinámica en la que ahora está el equipo.
Tres semanas sin ganar es una situación que la plantilla del conjunto groguet no había vivido durante esta temporada. El equipo necesita una victoria, ya que en estos momentos está fuera de los puestos de promoción de ascenso.
El técnico dianense, Jesús Moratal, sigue confiando plenamente en sus jugadores, y ahora tiene por delante un gran trabajo para tratar de ubicar a los refuerzos recién llegados.
Cambios en el once inicial
Se esperan cambios en el once inicial dianense. Aunque no hay sancionados, algunas de las nuevas incorporaciones a las filas del Dénia podrían ser de la partida desde el mismo inicio.
La única baja dianense es la de Ismael, al que todavía le quedan semanas para entrar en el equipo.
El rival de los dianenses, el Boca Catarroja, atraviesa un buen momento de forma. Además, en las cuatro últimas jornadas disputadas ha sumado una victoria y tres empates.
Para este encuentro su técnico, José Hernández, tiene bajas importantes. Al inicio de la semana el club le dio la baja a Juanito, que firmó por el Recambios Colón.
Posteriormente se confirmaron las lesiones del media punta Brasil y la del centrocampista Ito. La de este jugador es un merma sensible para el equipo valenciano, ya que suele jugar por delante de la defensa y es un hombre muy polivalente en el esquema de su equipo.
A estos lesionados se suma Negre, que ha sido sancionado por el Comité de Competición con un partido. El técnico del conjunto valenciano también ha sido sancionado por lo que en esta ocasión tendrá que dirigir a su equipo desde la grada.
El Dénia puede tener su peor enemigo en la presión que sus jugadores se pongan encima en este encuentro. Todos quieren parar la mala racha de las últimas jornadas, pero será positivo gestionar esa presión para conseguirlo.

Fuente: Las Provincias