Los dianenses dominaron el juego durante todo el encuentro y sólo la falta de acierto en los metros finales evitó la derrota del equipo valenciano.

El conjunto groguet ofreció una gran imagen frente al Massanassa, en un encuentro que concluyó con empate a uno. El reparto de puntos no ha venido bien a ninguno de los dos equipos. Faltan nueve jornadas para que concluya la liga, y el Alginet ha puesto tierra de por medio con sus perseguidores más inmediatos. Ahora quedan dos plazas para cuatro equipos.
El Dénia de Jesús Moratal sabía lo que había en juego y por ello no especuló ni lo más mínimo. Los dianenses salieron a dominar el partido y lo consiguieron. El Massanassa prefirió esperar atrás a los groguets. Esta vez, la zaga dianense no cayó en la trampa del partido de ida y supo estar atenta.
 
 
Los dianenses tuvieron una gran posesión de balón. Sus jugadores estuvieron bien colocados sobre el campo. Las primeras aproximaciones al área fueron para el combinado de la Marina Alta. Michael remató de cabeza y el balón salió muy cerca del marco valenciano.
Poco después fue Paco Rueda quien lo intentó desde fuera del área, pero su disparo tampoco encontró la portería del Massanassa.
De nuevo fue Michael quien puso a prueba al portero valenciano, que acertadamente desvió a córner su tiro. El Massanassa apenas si se acercó al área dianense, solo con disparo lejanos que no pusieron en apuros a Maxi.
Al filo del descanso Ferrán remató alto un balón franco que le puso Carlos Ribes. Se llegó al final de la primera mitad con el empate inicial, pero con unas buenas sensaciones por parte de los jugadores del Dénia.
En la segunda mitad, el equipo del Massanassa salió con otra cara. Pero fue un espejismo, ya que poco a poco el conjunto que dirige Jesús Moratal volvió a tomar las riendas del juego.
En el minuto 59, Gervasio ejecutó una falta lateral, y Brian remató de cabeza al fondo de las mallas. Se adelantó así el equipo dianense en el marcador.
Poco le duró la alegría, pues 25 segundos después Juan Carlos enganchó un disparo desde fuera del área, que se coló raso pegadito a la base del poste izquierdo de la portería defendida por Maxi. El tanto igualó el choque, aunque de nuevo fue el Dénia el que dispuso de las mejores ocasiones para ganar. Manu Utrilla tiró demasiado cruzado ante la salida de Borja. En los últimos minutos Ferrán disparó sin acierto, y al final del partido se llegó con un empate a uno que deja a ambos equipos igual en la clasificación.
El fin de semana no habrá competición en el fútbol valenciano por las fallas. El Dénia reanudará la competición recibiendo en su feudo la visita del At. Alginet.

Fuente: Las Provincias