Socios del Dénia

El vicepresidente, Javier Ferreres, desvela que hay una buena oferta de un club para comprar el equipo y pagar la deuda

El Dénia necesita 120.000 euros para evitar el descenso de categoría. Es el balance crudo y real que expuso en la asamblea general de socios celebrada el jueves por la noche por el presidente de la entidad, Eric Barber. Los jugadores tienen unos pagares que van a hacer efectivos el próximo día 25 de junio y el club no tiene liquidez para hacer frente a esos pagos.
Todo hace pensar que los jugadores denunciarán ante la Asociación de Futbolistas Españoles, (AFE), la situación, por lo que el Dénia tendrá de plazo hasta el 31 de julio para hacer efectivo ese dinero. De no poder hacer frente a su deuda, el club descenderá a Tercera División.
El vicepresidente del club, Javier Ferreres, informó a los socios, que en estas últimas horas ha recibido una oferta de otra entidad deportiva. «Me han llamado desde un club de la Comunitat Valenciana, mostrando su interés por comprar la plaza del Dénia. Es algo que no nos hemos planteado, pero que sería la última opción a la que nos cogeríamos para saldar la deuda». Esta opción se planteó ante los aproximadamente 120 socios presentes en la asamblea.
Algunos de ellos, como el expresidente, Ximo Marzá, llegó a reconocer que «la situación es agónica, pero si no queda más remedio habrá que hacerlo. No podemos alargar más la agonía del club, hay que ser realistas a la hora de hacer el presupuesto y si no hay más, pues jugaremos en Tercera División».
Si no se recoge el dinero antes del 30 de junio, se convocará a los socios el día 3 de julio para acordar qué solución se toma. Y es el Dénia, un club que llegó a medirse al Sevilla, en una de las últimas eliminatorias de la Copa del Rey, hace sólo unos meses.
El presidente reconoció el mal sabor de boca que le ha dejado la temporada porque «me esperaba más del grupo de jugadores que teníamos, creo que había equipo para una mejor temporada. Nosotros también hemos fallado, nos han faltado apoyos económicos, y esto provocó que al quinto mes hubiese retraso en el pago, y esto los jugadores lo han acusado». Más claro, agua.
Lo mejor de esta temporada para el presidente ha sido «la cantera, donde hemos hecho un buen trabajo, con un director como Agustín Mossi que ha quedado reflejado en el papel realizado por todos los equipos, amateurs, juveniles y el equipo femenino».
Pero volviendo al apartado negativo, se informó que el número de socios descendió en 400 titulares. La deuda que arrastra el club a fecha de hoy es de 387.800 euros y el presupuesto para la temporada que viene se ha reducido hasta 600.000 euros, destacando la reducción en cuanto a coste de plantilla en más de un 50%.
El club prescindirá de utilleros y de Secretario Técnico y rebajará el sueldo de los jugadores. La parcela deportiva estará dirigida por Nino Lema, que contará con la ayuda de Pepe Carpi, que hará labores de secretario técnico. Entre los nubarrones que se avecinan, la directiva confía en poder tener un equipo competitivo con gente joven, y las plazas de sub-23 serán de la cantera. En resumen, el Dénia está en la UCI y de no encontrar los 120.000 euros , la Segunda B pasará a ser historia.

Fuente:Las Provincias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*