El equipo groguet, a pesar de las bajas que tiene en sus filas, intentará sorprender al CF Gandia en el partido que se jugará mañana domingo, a las 19 horas, en el campo Guillermo Olagüe de la capital de la Safor.

El Dénia viaja con la confianza que le dieron los tres puntos conseguidos ante el Jávea en la primera jornada de la temporada. Es mejor comenzar la liga ganando y más si es ante un rival directo como los xabieros.

El juego dianense tiene mucho margen de mejora. Frente a los rojiblancos se evidenció una notoria falta de creatividad en la línea medular.

Al Dénia, hoy por hoy, le falta el jugador que coja el timón y empiece a repartir juego al resto de jugadores. El joven Marc no estuvo mal, pero tiene que asumir más protagonismo. El trabajo de Ferrán no basta para dar consistencia al juego colectivo. Los jugadores groguets, cuando recuperan el balón, no saben qué hacer con él y lo regala. Ese fue el motivo de que el Jávea tuviese una mayor posesión del esférico y mandase.

No lo va a tener nada fácil el técnico, Jesús Moratal, a la hora de confeccionar el once para el encuentro ante el Gandia. Los seguros ausentes en el partido de mañana son los sancionados Carlos Ribes, al que le queda por cumplir un encuentro de la sanción que arrastra de la pasada temporada; Michael, que vio dos amarillas y fue expulsado el pasado domingo en el derbi comarcal; y Abu, quien tras el fallecimiento de su padre se marchó a su país y todavía no ha regresado.

En el capítulo de jugadores que son duda están Ismael, que sufrió un golpe muy fuerte en las costillas frente al Jávea. El técnico prefiere esperar a ver cómo evoluciona en las últimas horas antes de tomar una decisión.

Javi García, que ha salido de un proceso de pulmonía, parece que si no para los noventa minutos sí que puede debutar en liga defendiendo la camiseta del Dénia. Con este panorama, parece que el juvenil Josep va a seguir contando con la confianza de Jesús Moratal y que el equipo no va a diferir mucho del que salió de inicio frente al Jávea.

Un rival incomodo

Del rival que el Dénia va a tener enfrente hay que significar que, al igual que los dianenses, la economía maltrecha ha provocado que se haya apostado por la cantera. Si hace dos temporadas este partido era un derbi en Segunda División B, ahora las cosas han cambiado mucho.

El equipo lo entrena Rafa Gomar y en sus filas hay jugadores jóvenes, sobre todo en la línea defensiva, donde se ha tenido que echar mano de los hombres del conjunto filial.

En la primera jornada arrancaron un punto de un campo complicado como es el de Quatre Cantons de Canals. Allí empataron a cero frente al conjunto local, el Canalense.

Fuente: Las Provincias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*