Los goles de Panucci y Cristian sentenciaron un partido en el que el fútbol dianense no fue vistoso pero sí tuvo una gran efectividad

El equipo del Dénia vuelve a ser líder en solitario del grupo III de Preferente gracias a su triunfo por 2 a 0 sobre el Club de Fútbol Gandia. Los dianenses, ahora, encabezan la clasificación con 44 puntos, dos más que sus más inmediatos perseguidores que son el Benigànim y Alginet.
El partido no fue bueno ni mucho menos. De hecho, el Dénia salió presionando a su rival, pero se encontró con un Gandia que juntó mucho sus líneas y tapó todos los espacios.
Al equipo de Jesús Moratal le costó poder atravesar el sistema defensivo del rival pero, poco a poco, se hizo dueño del balón.
La primera ocasión para abrir el marcador fue un tiro de Panucci, que rechazó el portero gandiense, Vaello con su cuerpo.
En el minuto 34, una falta al borde del área del Gandia fue sacada con suma rapidez, llegando el balón a Michael quien en área pequeña disparó estrellando su tiro en el cuerpo de Vaello. El balón volvió a Michael que tiró dando el balón en el palo y cuyo rechace cayó a Panucci, que fue el que marcó el primer gol para los locales.
Un tanto que dio tranquilidad al conjunto del Dénia y que no varió para nada el sistema rácano del Gandia.
En el último minuto de la primera mitad, Javi García realizó una gran jugada disparando junto al palo de la portería gandiense. No hubo tiempo para más y al descanso se llegó con ventaja dianense.
En la segunda mitad, más de lo mismo, el equipo del Dénia se mostró muy falto de ideas frente a un Gandia que, pese ir perdiendo el partido, siguió demasiado anclado en su propio campo.
El conjunto de Jesús Moratal fue intensificando su dominio aunque sin propiciar ocasiones claras para marcar.
El segundo tanto local llegó en el minuto 79 en una de las pocas internadas por banda dianense, que culminó Cristian en el primer palo con un espléndido remate de cabeza. Con el segundo tanto del Dénia el partido quedó visto para sentencia.
Resaltar que en el Dénia debutó Bryan, un jugador paraguayo juvenil que juega de medio centro y también Fall debutó ante sus aficionados. Aunque poco aportaron ambos ya que no tuvieron muchos minutos.
A la finalización del choque, el técnico del Dénia, Jesús Moratal, comentó que tenía «pánico a este partido por la trampa que conllevaba. Si ganabámos, era lo normal, pero en caso de perder el encuentro, la situación se complicaba y mucho. Por eso, les pedí a los míos mucha intensidad en el juego, no podíamos bajar el ritmo y creo que lo hicimos bien».
Pocos seguidores
Otro dato que hay que tener en cuenta fue que en un día primaveral, el campo Diego Mena registró la peor entrada de la temporada deportiva.
Una circunstancia que da un termómetro de la situación que atraviesa el fútbol en Dénia, con un equipo que está líder de la tabla de  de su grupo. Aunque también se debería de tener en cuenta que no es bueno coincidir con otros acontecimientos deportivos que se celebran en la ciudad a la misma hora, ya que esto suele restar la presencia de aficionados en el campo de fútbol, como quedó demostrado en el encuentro ante el Gandia.
Ahora, el equipo del Dénia ya ha vuelto a los entrenamientos para preparar su choque ante el Tavernes que se disputará el sábado por la tarde en el campo municipal de esta localidad de la Valldigna.
Allí se medirá al conjunto que dirige Diego Miñana, con la consigna de conseguir los puntos en juego para no perder el liderato.

Fuente: Las Provincias