Un partido de alta tensión para el que la plantilla dianense llega muy mentalizada ya que sumar tres puntos sería dar un paso de gigante hacia la promoción.

Llega la hora de la verdad para el conjunto dianense pues a falta de seis jornadas para que concluya el campeonato de liga en el grupo III de Preferente, el Dénia afronta una de las finales que le resta por disputar.
El equipo juega esta tarde en el campo del Quatre Camins de Canals frente a la UD Canals. Choque que se juega a las 18 horas y que estará dirigido por el colegiado, González Peris.
El equipo que dirige Jesús Moratal sabe de las dificultad que entraña sacar puntos del rival al que visitan. De hecho, el Canals no conoce la derrota en su casa esta temporada. Este es el gran reto del conjunto dianense, su motivación es ganar y dar un golpe de mano ya que dejaría al Canals a 10 puntos más el average con respecto a ellos.
 
 
La tarea es complicada ya que los valencianos forman un conjunto muy aguerrido sobre todo cuando juega arropado por una afición que suele apretar mucho a los contrarios y al trío arbitral. La plantilla dianense cuenta con la suficiente experiencia para no dejarse impresionar por el ambiente que se vivirá en el Quatre Camins.
La semana ha discurrido con total tranquilidad en el seno del conjunto de la Marina Alta. Se habló al inicio de los entrenamientos de lo ocurrido frente al Castellonense, pero poco más. Luego todo se centró en la preparación de este encuentro.
Las novedades en el conjunto de Jesús Moratal es la vuelta de Maxi y de Faye una vez han cumplido la sanción por lo que parece que ambos estarán en el once inicial. Saldrían del mismo Juanvi Ortolá, el portero, y quizás, Carlos Ribes, pasando Panucci a tareas de media punta quedando Faye como único delantero.
Lo mejor para los dianenses es la necesidad que tiene el conjunto valenciano de tener que salir a ganar el partido. Esto puede provocar que el Dénia juegue como más le gusta, con espacios en la defensa contraria.
Esta temporada se ha podido comprobar lo bien que le van al conjunto amarillo este tipo de partidos. En Massanassa, sin ir más lejos, el equipo jugó a un alto nivel. El Dénia es un conjunto muy peligroso jugando a la contra, pero es que al Canals no le queda otra que salir a por el encuentro.
El bloque defensivo que tiene Moratal es de plena confianza, más con la llegada de Paco que se ha afianzado muy bien en el lateral derecho. En la línea medular la tarea de destrucción del juego rival que hacen Heredia y Ferrán es fundamental para robar el balón en zonas peligrosas para el rival.
La velocidad de Faye, el remate de Panucci y el gran momento de Brian, hacen que la confianza se haya instalado en los dianenses.
El Canals pierde a su técnico, Marcos Camacho, que dirigirá a los suyos desde la banda al estar sancionado.

Fuente: Las Provincias