El gran momento de los groguets contrasta con la marcha irregular de los valencianos, que consiguieron el primer triunfo el domingo

El conjunto groguet busca su sexto triunfo consecutivo en la liga ante el Boca Catarroja, en un choque que se disputará mañana, a las 17 horas, en el campo Diego Mena». El colegiado Beneite Marco será el encargado de arbitrar la contienda.
El Dénia quiere continuar con su buena racha en este inicio de la competición y afianzarse en lo más alto de la clasificación del grupo Tercero de Preferente. La semana ha transcurrido con total tranquilidad en los entrenamientos. La plantilla vive este momento con mucha armonía y disfrutando al máximo su impecable arranque liguero.
Tanto jugadores como cuerpo técnico son muy cautos. Nadie lanza las campanas al aire, conscientes que en cualquier momento puede llegar la derrota.
El entrenador, Jesús Moratal, cada día hace ver a sus jugadores que se tiene que estar al máximo para poder sacar los partidos adelante. La igualdad entre los equipos hace que cualquier exceso de confianza se pague caro.
La buena imagen dada en Gandia hace presumir que pocas variaciones pueden haber respecto a los jugadores que actuaron hace siete días. Algunos arrastran ligeras molestias pero se espera que todos estén a disposición del entrenador para el partido de mañana.
El rival del Dénia es un conjunto recién descendido y que recala en Tercera División, al igual que el club de la Marina Alta. Es un equipo con jugadores de experiencia. Lejos de ser una plantilla con gente joven, el Boca Catarroja tiene una defensa de mucha envergadura, tanto en el plano físico como en cuanto a veteranía.
En el equipo que dirige José Hernández hay un viejo conocido de la afición dianense. Se trata del portero Manolo. Este jugador junto a su hermano, Juan Carlos Ortiz, pertenecieron a la disciplina dianense hace una década.
Otros hombres que tienen mucha calidad son el centrocampista Migue, jugador que ha disputado sus mejores años en las filas del Burjassot. En el plano ofensivo destaca Requena, otro trotamundos en la categoría de Preferente.

Poco huecos

Fuera de su feudo el Boca Catarroja suele jugar con las líneas muy juntas, arropados en torno a su defensa. Esto provoca que dejen pocos huecos a su oponente. El conjunto valenciano destaca por su fortaleza defensiva, con jugadores de mucha talla que suelen ir muy bien en el juego aéreo, pero ha tenido un comienzo irregular y el primer triunfo lo logró el pasado domingo.
El entrenador dianense conoce bien a este equipo, y por ello ha pedido a sus hombres que tengan la paciencia suficiente para mover el balón y no tener prisa por llegar al área rival.
Se presume que será un partido largo, de mucha presión en la línea medular, por lo que la movilidad de los jugadores de ataque dianense pueden ser la clave para sobrepasar la defensa contraría. El club espera que, con la buena marcha del equipo, la afición dianense responda y que se pueda ver más afluencia de seguidores en la grada. Los jugadores se lo merecen, ya que el Dénia está realizando uno de sus mejores arranques ligueros de su historia.

Fuente: Las Provincias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*