Los dianenses no pueden tropezar en su propio feudo ante un equipo que llega al campo Diego Mena en busca de los puntos que le garanticen la permanencia.

El campeonato de liga en el grupo III de Preferente entra en su recta final, ya que únicamente restan cinco jornadas. El Dénia recibe en su feudo del Diego Mena la visita del Contestano, en un choque que se juega a las 17 horas y que va a dirigir el colegiado Claudio Muresan.
Después del descanso por la Semana Santa, se reanuda la liga con la primera final para los dianenses. La plantilla que dirige Jesús Moratal es sabedora de la importancia que tiene ahora no dejar escapar puntos de su propio campo. Cualquier tropiezo con la igualdad que hay en el grupo de cabeza puede complicar la promoción de ascenso para el conjunto de la Marina Alta.
El Dénia aborda la jornada con cuatro puntos de ventaja sobre el Massanassa. La intención es que cuando acabe la misma la distancia sea igual o superior, siempre y cuando los valencianos tropiecen en su choque ante el Pego.
Los jugadores han disfrutado unos días de vacaciones, que a buen seguro les han servido para desconectar y liberarse de la posible presión a la que están sometidos.
El choque de esta tarde no es fácil, ni mucho menos, ya que el Contestano es un conjunto que todavía no tiene asegurada la permanencia y su objetivo no es otro que lograrla la cuanto antes.
Para este encuentro el técnico dianense podrá disponer de la totalidad de sus jugadores, ya que aquellos que acabaron la competición con algunos problemas físicos se han ido recuperando tras estos días de descanso. Esto es positivo ya que ahora más que nunca se necesitan a los jugadores en la mejor forma posible.
La fiabilidad de la plantilla dianense es total, aunque se ha comprobado que al conjunto amarillo le cuesta bastante más cerrar los partidos en los casos que le toca llevar la iniciativa que cuando juega a la contra.
Por su parte, el Contestano, que dirige Javi Montava, es un conjunto muy serio que suele mantener un buen nivel defensivo y que siempre busca presionar a su rival en la parcela central para intentar el contragolpe.
Cambios en el rival
En la última semana se han producido algunos movimientos en el equipo del Comtat. Mateo ha abandonado la plantilla y el equipo ha firmado a un joven, Santi Ochoa, que llega procedente del juvenil del Elche CF.
Ahora más que nunca la afición tiene que volcarse con el Dénia. El equipo está muy cerca de conseguir la promoción de ascenso y los jugadores necesitan ver el campo con una buena presencia de espectadores. Hasta el momento, la afluencia de seguidores al Diego Mena está siendo muy baja y en el club se espera la reacción de los aficionados en estas jornadas que son tan importantes.

Fuente: Las Provincias