La Unión Deportiva Tavernes no logró su objetivo en Dénia. La entidad vallera pretendía cerrar la tercera jornada de liga de Regional Preferente con una victoria. El equipo que dirige Diego Miñana viajó hasta la capital de la Marina para enfrentarse a los hombres de Jesús Moratal en el campo Diego Mena.
Tras dos jornadas ganando, el Tavernes cayó por primera vez en esta temporada. El encuentro, según Miñana, «fue un mal partido», en el que los de Dénia mostraron «una buena defensa y un alto nivel de ataque». Además, dijo el técnico vallero, faltaron ocasiones de gol y para colmo el Tavernes perdió a un jugador por doble amarilla y se quedó con diez.
Juego igualado
La primera parte, relató Miñana estuvo muy igualada, sin ocasiones de gol, pero con «el juego controlado». En el segundo tiempo las «cosas cambiaron un poco», ya que el Dénia tuvo más presencia en el terreno del Tavernes.
Miñana también se mostró disgustado ante la actuación arbitral, ya que pitó un penalti que sirvió a los jugadores de Moratal para encajar el gol de la victoria y sentenciar el partido. El gol fue obra de Gervasio. El técnico vallero aseguró que este tropiezo tiene que servir a su equipo para mejorar en las próximas jornadas y salir al terreno con más fuerza.
El entrenador aseguró que el club de Tavernes cuenta con seis puntos, a tres del líder, pero que estos resultados no son relevantes ya que la temporada acaba de comenzar y queda mucho por delante aún.
El próximo partido de la UD Tavernes será ante el Boca Catarroja, que visitará el domingo el campo municipal de la Vall en la cuarta jornada.

Fuente: Las Provincias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*