Dos instantes del encuentro disputado ayer en Los Arcos

El Orihuela consiguió ayer su objetivo de librarse matemáticamente del descenso directo al vencer al Dénia por 3-1 y lo deja en una situación muy delicada. La efectividad fue determinante para que el equipo de Tevenet se impusiera al conjunto de Santos Juanes, que dispuso de numerosas ocasiones de gol que no supo aprovechar.
El partido comenzó muy bien para los oriolanos que, a los seis minutos de partido, en la primera aproximación que hubo al área contraria, logró adelantarse en el marcador con un gol de Santi Villa que, completamente solo en el segundo palo, aprovechaba un centro de Futre desde la banda derecha.
Con el marcador a su favor, poco más se vio en la primera mitad por parte del Orihuela, que pasó a jugar más tiempo en su propio terreno, impulsado por el empuje del Dénia que fue hacia arriba, sin complejos, en busca del empate. Manolo intentó perforar la portería de Ricardo a los 21 minutos con un fuerte desparo que atrapó con algunos problemas el propio guardameta oriolano.
Poco después, el balón se paseó por la portería del conjunto local sin encontrar rematador, y Viale cabeceaba al larguero en un saque de falta cuando corría el minuto 36, en la mejor ocasión de gol que hasta el momento tuvo el Dénia, instantes después de retirarse lesionado Futre por parte del equipo local.
Parecía que la suerte se había aliado con el conjunto de Tevenet, y así lo confirmó el guardameta Ricardo con una magnífica intervención en la que evitaba el gol en el minuto 41 en otro saque de falta de los visitantes. También se lució Pablo García al sacar bajo palos de cabeza otra acción de ataque del Dénia.

Segunda parte
Con el Orihuela pasando apuros y el Dénia con opciones de conseguir el empate, se marchaban los dos equipos al descanso. Al reanudarse el partido, la tónica continuó de forma parecida, aunque con un Orihuela mejor asentado sobre el terreno de juegoque comenzaba a dar muestras de saber controlar mejor al rival.
El partido pareció quedar sentenciado cuando en el minuto 62 un centro de Círio desde la derecha terminaba dentro de la portería visitante, tras tocar de cabeza Mendoza en un intento desesperado por despejar; pero el gol conseguido también por Mendoza, esta vez en la portería de Ricardo, a los 71 minutos en un saque de esquina, y la expulsión por roja directa de Ibán Espadadas un minuto después que dejaba a los oriolanos con diez, dieron vida a un Dénia que se lo jugó todo a una carta y se lanzó de forma definitiva al ataque, consciente de lo mucho que se jugaba.
Sin embargo, todas sus opciones se terminaron cuando en la recta final, Marcos establecía el definitivo 3-1 al aprovechar un centro de Círio.

ORIHUELA 3: Ricardo; Pablo García, Benja, Iker Guereñu, Juanjo Martínez; Navarro, Brenes; Futre (Cirio, 33′), Memo (Marcos, 56′), Santi Villa (Andrés, 89′); Ibán Espadas.
C.D. DÉNIA 1: Iván Vidán; Iván García, Mendoza, Viale, Baron (Dani, 85′); Juan Carlos, Xicu (Huete, 69′); Cristian, Merino (Servulo, 46′), Manolo; Mesa.
GOLES: 1-0 (6′) Santi Villa; 2-0 (62′) Mendoza en propia puerta; 2-1 (71′) Mendoza; 3-1 (87′) Marcos.
ARBITRO: Roche Ferrer (comité Aragonés). Amonestó a los locales Juanjo Martínez y Navarro, y al visitante Manolo. Mostró cartulina roja al oriolano Ibán Espadas, expulsado en el minuto 72.
CAMPO: Los Arcos. Unos 800 espectadores.

Fuente: Información

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*