El Alzira volvió a dejar pasar una oportunidad de oro para seguir aferrado a la permanencia en Segunda B. El derbi frente al Dénia se puso muy de cara para los de la Ribera, ya que Cristian adelantó a los suyos cuando se habían disputado cinco minutos.

La falta de tensión y concentración volvió a pasar factura al conjunto azulgrana, que evidenció las carencias de toda la temporada. A la salida de un córner Viale, en el minuto 16, cabeceó en el área pequeña un balón que debió atajar Paco.

Poco después, casi en la siguiente acción, se aprovechó de una indecisión de los centrales alcireños para lanzar un zapatazo desde la frontal y poner por delante al Dénia.

Tras este tanto, los locales acusaron el mazazo y los amarillos se hicieron con el control del encuentro. Los de la Marina Alta pudieron sentenciar en la primera mitad.

Tras el descanso, la entrada de Alexandre y Quintana dio más mordiente a un Alzira acorraló al Dénia y sólo pudo salvar un punto en el último minuto. Los de la Ribera siguen en el pozo e impiden tomar aire fresco a los de la Marina.

Fuente: Las Provincias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*