El equipo de Jesús Moratal, que se puso con 0 a 2, acabó el encuentro con diez jugadores y los locales fallaron un penalti.

Fuente: La Verdad

image

El Dénia sumó tres puntos más a su cuenta al vencer al Llosa por 1 a 2 en un partido que se le complicó en la segunda mitad. El partido, que se disputó en el campo El Sequiol, no pudo comenzar mejor para la entidad amarilla ya que en el minuto tres, Mono consiguió el primer tanto en un buen remate. Un gol que hace que el jugador dianense siga entre los mejores artilleros de la categoría con un total de siete goles.
Evidentemente, el equipo local acusó este jarro de agua fría que supuso encajar un tanto nada más comenzar el choque. Mientras que el Dénia consiguió hacerse con el balón y dominar a su rival.
Los hombres de Jesús Moratal pudieron haber aumentado su ventaja en un remate de Panucci que salió por arriba del travesaño. Carlos Ribes tuvo otra ocasión clara pero envió el esférico muy cruzado.
El Llosa no encontró la forma de llegar a través de jugadas al área de la portería defendida por Maxi. Sus aproximaciones más peligrosas llegaron en jugadas a balón parado. De hecho, en un saque de esquina, Piki remató y el portero dianense detuvo sin problemas. Antes de llegar al descanso, los groguets tuvieron otra ocasión clara cuando el jugador Ángel puso un buen centro que Mono remató alto.
En la segunda mitad, los locales salieron mejor y dominaron la parcela central. Los de Moratal dejaron de tener el esférico y eso hizo crecer a los locales que, poco a poco, fueron llegando al área visitante. Dos remates consecutivos de Pachica y Adrián pusieron a prueba al portero dianense, Maxi.

Cuando mejor era el juego del Llosa, llegó una falta lateral que Panucci lanzó muy bien batiendo la portería local poniendo el 0 a 2 en el marcador. Parecía que éste podía ser el gol de la sentencia, pero no fue así.
El equipo que dirige Carlos Romeu siguió con su dominio del partido y cinco minutos después por mediación del jugador Vila consiguió recortar el marcador. Los dianenses ya no consiguieron llegar con peligro a la portería de su rival y fue el Llosa quien a punto estuvo de lograr la igualada.
El colegiado, marcó penalti en un derribo del defensa dianense, Paco, a un rival y además le mostró la cartulina roja directa. Adrián lanzó la pena máxima estrellando el esférico en el poste.
En la recta final del partido, los locales se volcaron sobre el área de un Dénia que se defendió con uñas y dientes en todas sus jugadas. El portero dianense, Maxi, cobró mayor protagonismo en el choque ya que tuvo que emplearse a fondo en los remates de Pachica y Adrián.
En el último suspiro del encuentro, Mazcuñán estrelló un balón en la madera y el partido acabó con victoria dianense por un marcador de 1 a 2.
Un triunfo que sirve para que los hombres de Jesús Moratal se mantengan en el tercer puesto de la clasificación.