El equipo de Lema gana el I Torneo Pascual Martí, tras el acto de presentación del conjunto y ante unos 800 seguidores.

El Dénia acusó ante el Pego la ausencia de un medio centro canalizador del juego del equipo.

La presentación del Dénia congregó a un número alrededor de 800 seguidores que dieron su apoyo a la plantilla, en un acto en el que la sencillez fue la nota dominante.
El maestro de ceremonias Mario Pasero, pidió la presencia del presidente del club, Eric Barber, y del secretario técnico, Pepe Carpi, sobre el terreno de juego para que fuesen recibiendo uno a uno a cada jugador del equipo.
El desfile de los componentes lo encabezaron los jugadores que ya estaban la temporada anterior, seguidos de los canteranos y los fichajes de esta temporada. Cerró, el capitán del equipo, Juan Carlos, que precedió a los utilleros, delegado y cuerpo técnico.
Con todos formados cara a la tribuna del campo, se unió a ellos la edil de deportes, Pepa Font.
El primero en tomar la palabra fue el presidente, Eric Barber, que pidió a sus seguidores el máximo de apoyo, porque, dijo «se presenta una temporada complicada. Por eso, vosotros sois gente importante, el club os necesita y ver la grada como hoy debe ocurrir en cada partido».
A los jugadores les dijo que estaba seguro que iban a poner todo su esfuerzo. Por eso, «pensar en que la próxima campaña podamos estar de nuevo en Copa del Rey no es ninguna utopía», recalcó.
Barber también habló del apoyo que ha recibido por parte de Ayuntamiento y tuvo palabras de agradecimiento para los políticos y sus compañeros de junta directiva, sobre todo, para el vicepresidente de la entidad, Javier Ferreres.
«Sé que estás muy cansado del fútbol pero eres una persona muy importante para el Dénia y te necesito a mi lado. Ha sido una gran suerte para mi estar contigo en este mundo tan complicado como es el fútbol, gracias por todo lo que me dejas compartir contigo», puntualizó.
El técnico Nino Lema se mostró muy satisfecho de su continuidad en el club y, al igual que el presidente, pidió compresión y mucho apoyo de la afición. Según dijo, «quiero que los jugadores que han llegado nuevos comprueben lo que los que estábamos aquí les hemos contado, que sois una gente maravillosa y que siempre estáis alentando al equipo. Vosotros sois el Dénia y, por ello, como os conozco se que vais a estar de nuestro lado».
Lema también comentó que «tenemos un equipo trabajador y luchador que además tiene calidad, por eso vamos a tratar de ganar cada partido que disputemos».
Por su parte el capitán, Juan Carlos, fue breve en su exposición y dijo: «conocéis a la mayoría de los que estamos, os digo que los nuevos también están muy comprometidos. Os necesitamos para que todos hagamos este Dénia muy grande».
Los parlamentos acabaron con las palabras de la edil de Deportes, Pepa Font que apuntó que la ciudad necesita un equipo en 2ª B, y mientras deportivamente se conserve la categoría, «estaremos en ella, porque vais a tener nuestro máximo apoyo».
Torneo Pascual Martí
Tras el acto, se disputó el ITorneo Pascual Martí que ganó el Dénia tras derrotar al Pego por 1 a 0. El choque fue un clásico partido de pretemporada, ya que ambos equipos acusaron la falta de acoplamiento en algunas de sus líneas.
En el Dénia, su técnico Nino Lema, puso en liza un once formado por Dani, Aceitón, Primo, Pepín, Oscar, Dani González, Gervasio, Camacho, Israel, Pepe y Rafa Belda. En la segunda mitad también jugaron Koeman, Dani García, Carlos y Marc. Mientras que el entrenador del Pego, Carlos Giménez de salida formó con Edu, Frede, Sito, Fran, Jordi, Nico, Ribes, Arturo, Canet, Jesús y Xavi Torres. Después también jugaron Miguel, Greus, Lucas, Chopa, Jiménez, Nando, Ximo, Pinxo, Carmelo y Torrado.
La falta de algunos titulares en el Dénia provocó que al equipo se le notasen varias carencias.
El único tanto del choque llegó en el minuto 10 a la salida de un corner que fue rematado de cabeza por Óscar. Un gol que fue protestado por la defensa pegolina, ya que se trató de un «gol fantasma» aunque fue el asistente de banda quien concedió el gol al ver que el balón había traspasado la línea de gol.
A partir de aquí, el Dénia lo intentó, jugando el balón por abajo y bajo la batuta de Gervasio, buscó un ritmo de juego que le permitiese tener huecos en la defensa rojilla, algo que no consiguió.
Una de las carencias del conjunto groget fue la ausencia de un medio centro canalizador del juego del equipo. El sistema empleado por Lema es el mismo que la temporada anterior, un 1-4-2-3-1 quedando como única referencia atacante Rafa Belda, que luchó mucho pero que se encontró demasiado solo, faltó una mayor llegada al área de los jugadores del centro del campo.

Fuente: Las Provincias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*